Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Cuidados del cabello por el sol

Cuidados del cabello por el sol
Boulevard de Asia

Al igual que para la piel, el verano puede ser el peor enemigo de nuestro cabello si no tomamos una serie de medidas.

Al salir del mar, péinate con un peine de puntas anchas. Así buscarás retirar todos los residuos de arena o sal que puedas tener.

Lavar el pelo no es perjudicial. Al contrario,en verano sudamos más por el cuero cabelludo y, por eso, el cabello se ensucia antes. Debemos lavarlo efectuando un masaje activo de quince minutos y hacerlo tantas veces como sea necesario. Se recomienda sobre todo después del contacto con la piscina y el mar. Lo mejor es utilizar champú y acondicionador con ingredientes naturales y que aporten hidratación.

Protege tu cabeza. Toma precauciones durante la exposición solar: cúbrelo con un gorro, un sombrero o un pañuelo y aplícate un protector solar capilar resistente al agua, sobre todo si tienes el pelo teñido. En esta época del año, el cabello pierde entre un 10 y un 15 % de su agua por el calor.

No sujetes el cabello húmedo. Es preferible dejar el pelo suelto peinado hacia atrás, sin marcar la raya, para evitar quemarnos el cuero cabelludo.

Utiliza menos secador de pelo. Se debe utilizar lo menos posible, pues es mejor que el pelo se seque al aire libre. Nuestro cabello agradecerá que no le apliquemos calor de forma tan directa durante unas semanas.

Dieta rica y equilibrada en vitaminas. Una alimentación baja en zinc y hierro o sufrir estrés favorece la caída del cabello. Para evitar esto, aumenta el consumo de carnes y pescados ricos en zinc, así como el consumo de frutas y verduras (sobre todo las verduras de hoja verde por su alto contenido de vitamina A y las vainitas por su vitamina B).

Hidrátate. El agua o las infusiones frías, por ejemplo, hidratan el cuerpo y, por tanto, el cabello. Además, podemos combinar esta ingesta mayor de líquidos con sprays refrescantes para la piel que también son válidos para el cuero cabelludo.

Nada de raya. Marcar mucho la raya en pelos largos durante el verano no es conveniente: si el pelo es fino, corremos el riesgo de quemaduras en el cuero cabelludo. Lo ideal sería echar el cabello hacia atrás y, si se va a atar el pelo, optar por complementos de plástico o tela que recojan el pelo pero sin quebrarlo, pues los metálicos pueden oxidarse con más facilidad.

Cambia el champú y acondicionador. Ten en cuenta que esas fórmulas humectantes que favorecen en invierno, pueden hacer perder el volumen con el calor y la humedad del verano. Trata con una fórmula de limpieza profunda